Coca-Cola European Partners instala el mayor sistema de iluminación industrial en España

La iluminación led ha supuesto una fuente de ahorro a las industrias y empresas, la iluminación inteligente, basada en sensores, redes de IoT y programas de gestión, introducen a los sistemas de iluminación entre las herramientas de inteligencia empresarial.

La excelencia en sostenibilidad fue el objetivo de Coca-Cola European Partners al abordar el mayor proyecto de iluminación inteligente en España al sustituir la iluminación, basada principalmente en fluorescentes, de sus 72.000 m2 de instalaciones industriales en su planta embotelladora de Martorelles, Barcelona por un sistema de iluminación inteligente. Las posibilidades de recoger información relevante para la gestión de la planta desde los sensores de las luminarias y su tratamiento en tiempo real para monitorizar instalaciones y procesos han acabado de hacer del sistema una importante herramienta de inteligencia para la gestión empresarial.

Coca-Cola European Partners seleccionó para el proyecto a la ingeniería energética Genia Global Energy, que utilizó un sistema de iluminación inteligente de Digital Lumens basado en IoT (internet of things), sensores e inteligencia empresarial.

La tecnología Digital Lumens se compone de iluminación LED industrial para gran altura y dispositivos capaces de integrar la inteligencia a luminarias de terceros. Estas luminarias y sensores se conectan entre si mediante una red inalámbrica y se gestionanm mediante un software de control ubicado en un servidor independiente. En este caso se ha utilizado el software LightRules.

Las luminarias inteligentes instaladas cuentan con ópticas especializadas según la zona a iluminar (estrecha, ancha, difusa o de pasillo) y una eficiencia lumen/W de hasta 160 lm/W. Las barras de LED están dotadas de atenuación completamente regulable de 0% a 100% tanto en estado activo como en estado inactivo. Estas barras son orientables de forma independiente, lo que aumenta la adaptabilidad de una misma luminaria y multiplica el número de fotometrías.

Además las luminarias incorporan sensores de movimiento con registros de ocupación, lo que permite adaptar la luz a las necesidades en tiempo real y sensores de temperatura. Cada luminaria registra y envía al sistema mediante una red inalámbrica ZigBee/802.15.4 sus datos de consumo eléctrico y de supervisión de energía y fallos al sistema central.

La red que se crea permite la comunicación y transferencia de datos entre el gestor de iluminación inteligente, LightRules Appliance y la red de las instalaciones. Cada luminaria se comporta en el sistema como la neurona de una red inteligente.

El software permite programar de manera totalmente flexible perfiles y modos de iluminación adaptados a las condiciones y necesidades del local, ya sea de forma programada o manual, . Se pueden controlar parámetros como el porcentaje de iluminación necesario en función de si el área está inactiva o hay actividad en ella, el tiempo de retardo en encenderse la luz desde la detección de la necesidad por el sensor o la potencia de luz que debe emitir en función de la luz natural disponible. Esto permite incluso ir encendiendo o apagando luces en tiempo real al paso de una persona o vehículo.

Este sistema elabora informes de consumo energético, coste, ahorros conseguidos por aprovechamiento de la luz natural y otros que maximizan la eficiencia del sistema y permiten optimizar el consumo.

El sistema recoge otros datos a través de sus sensores, como la ocupación de la planta, temperatura, humedad… que hacen del sistema una herramienta de Lean Manufacturing, de forma que es posible observar los movimientos en planta y permite, por ejemplo, controlar los desplazamientos de personas y mercancías en las naves y así gestionar posibles “cuellos de botella” o espacios mal aprovechados en las labores de producción o mantenimiento. La iluminación inteligente, la IoT y la inteligencia empresarial hacen que la iluminación pase de ser una facility a formar parte de las herramientas de gestión empresarial.

Otro aspecto a tener en cuenta es la importante reducción en el número de luminarias, ya que se consigue una mejor iluminación a pesar de que se utilizan 3.685 luminarias menos que en el sistema anterior, y la simplificación en el proceso de mantenimiento. Las luminarias Digital Lumens están garantizadas por 10 años y tienen una vida útil de más de 20 años, por lo que se eliminan las labores de sustitución de fluorescentes, que tiene un coste económico en horas de trabajo y entrañan riesgos laborales por su ubicación en altura.

Este sistema es capaz de trabajar sin problemas con temperaturas de hasta a -40º y tienen una relación de conversión energía-calor muy inferior a sistemas de iluminación convencional, por lo que el ahorro energético en cámaras y sistemas de frío es aún mayor, ya que el sistema de refrigeración no tiene que compensar tanta carga térmica respecto al sistema de iluminación anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Cotiza ahora!
Encuentranos
× ¿Cómo puedo ayudarte?