Los detalles de la iluminación deportiva

La Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) estableció para la Copa Mundial jugada en Alemania en 2006 que el nivel promedio de iluminación en cancha debería ser de 2500 luxes, y para el que se llevará a cabo en Sudáfrica 2010 deberá ser de 3500 luxes, el cual ningún estadio en el mundo cumple en estos días. El organismo deportivo establece este tipo de exigencias porque se respalda en los avances tecnológicos que se suceden frecuentemente, pero también porque así lo piden las transmisiones televisivas en Alta Definición, los jugadores y árbitros.

Otras entidades que rigen el deporte en el mundo igualmente evalúan sus lineamientos en iluminación y establecen las normas a seguir en sus respectivos eventos, por las mismas razones que lo hacen en el futbol. Sobre los objetivos que debe seguir la iluminación en un recinto deportivo habla el ingeniero Germán Villalobos, consultor y diseñador de iluminación de Selca Sistema Profesionales, y quien comparte para Iluminet algunos puntos a considerar al iluminar una arena deportiva.

Un mismo estadio puede tener diferentes utilidades, como la realización de partidos de futbol, basquetbol, béisbol, encuentros de box, o bien espectáculos musicales, encuentros masivos u otros, de manera que para cada evento debe contemplarse una iluminación especial. Ahora bien, hay que tener en cuenta que cada deporte tiene características especiales a las que debe adaptarse el alumbrado, por ejemplo, una cancha de tenis es un espacio reducido, pero la pelota viaja a gran velocidad; la cancha de futbol tiene dimensiones muy amplias y en todos los sectores, incluso en el plano vertical, debe cumplir con niveles de iluminación que permitan el mejor espectáculo.

Germán Villalobos ha sido parte del trabajo de los estadios de futbol mejor iluminados en México, es decir, el Nemesio Díez en Toluca, el Morelos de Morelia, el Victoria en Aguascalientes y el Jalisco en Guadalajara. “Trabajar en el diseño de iluminación de un estadio que se está construyendo es más fácil que hacerlo en uno ya hecho, sobre todo si tiene varios años de edificado, porque desde la obra se hace el diseño para que sea coherente con la construcción —señala a Iluminet y agrega—; de esta forma se contempla el tipo de cables, de controles, de circuitos, la posición de los luminarios y más. En un estadio antiguo hay que realizar parches para cubrir las necesidades y ello puede afectar la estética del inmueble.

“Para iluminar un estadio de futbol hay que tener en cuenta a quienes participan en el espectáculo, desde los 22 jugadores y los tres árbitros en una cancha de 100 metros por 70, hasta los espectadores de sitio y de televisión, y para todos ellos hay que planear niveles de iluminación satisfactorios”.

Debe pensarse en una iluminación que cumpla en los planos horizontal y vertical, en otras palabras, que alumbre al jugador por 360 grados; debe estar bien iluminado para que él pueda ver bien y se siente seguro, que aprecie al frente y a los costados y que el rival lo mire desde atrás; pero no menos importante es ver hacia arriba, por lo balones en alto. Entonces se asegura que jugadores, árbitros y cámaras de televisión desempeñen mejor su trabajo.

Asimismo, la iluminación debe cumplir con uniformidad, la cual refiere al gradiente de luz que se tenga en la cancha, donde todos los puntos tengan prácticamente la misma cantidad de luz de manera que no se formen sombras, lo cual puede propiciar errores de apreciación en jugadores, árbitros, espectadores y en cámaras de televisión.

Un aspecto más es el rendimiento de color, el cual debe ser arriba del 90%; la intensión es brindar las condiciones de iluminación lo más cercanas a la luz de día, pues es así cuando el atleta desempeña casi todas sus actividades. La temperatura de color debe ser de 4250 grados Kelvin, de acuerdo a lo que establece la FIFA para una transmisión de televisión normal, y 5500 grados Kelvin en emisión en Alta Definición.

El deslumbramiento es un aspecto crítico, pues si un portero es deslumbrado puede terminar la jugada en gol; la FIFA también establece niveles que beneficiarán a los participantes de un partido y a la televisión.

El ingeniero Villalobos Alarcón comenta que el siguiente paso es seleccionar los productos que cumplan con los requerimientos establecidos y después la operación. “En este aspecto debe pensarse primero en sistemas adecuados de emergencia, previendo una posible falla de suministro de energía; se recomienda operar desde el inicio del espectáculo con las plantas de emergencia que se tengan, lo cual garantiza que no habrá fallas durante el partido y además resulta más económico para el administrador del estadio, pues es más barato que el abastecimiento energético normal”.

La operación del sistema puede hacerse manualmente, por medio de interruptores, aunque ahora la tecnología permite que sea automatizada, desde donde se controla el encendido y apagado de lámparas, los sistemas de audio y video, y luces de emergencia, todo en una sola pantalla. El mercado nacional e internacional cuenta con todos los implementos tecnológicos que permiten dar una solución de este tipo.

“México será sede del Mundial de Futbol sub17, y algunos estadios deberán hacer adecuaciones para cumplir con los lineamiento de FIFA si quieren ser parte del evento; hay estadios que tienen sistemas de iluminación que pueden ser mejorados notablemente, como el de Ciudad Universitaria en la UNAM, el cual cuenta con equipo que fue donado en 1967 y gasta mucha energía, además de que puede optimizar su alumbrado”, puntualiza Germán Villalobos, quien actualmente trabaja en proyectos de iluminación en tres estadios.

Finalmente, nos comenta que como diseñador y consultor de iluminación se deben conocer las necesidades presentes y futuras del estadio que te contrata para dar una solución. “La FIFA puede recomendar a quien ha realizado la mejor iluminación de estadios en el mundo, pero ella no certifica como diseñador, porque no es una entidad experta en la materia; el certificado sobre el conocimiento de uno o varios temas lo otorgan instituciones de renombre mundial que congregan a los expertos, como IESNA, IALD, PLDA, aunque no te avalan como iluminador de estadios, sino en que tienes el conocimiento para llevar a cabo una obra de este tipo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Cotiza ahora!
Encuentranos
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?